ABIERTO   LEER
Artículo Los bebés-rana
RESUMEN ARTíCULO

Se amamantan, duermen, flotan, se sumergen, cantan, ríen y, sobre todo, evolucionan con la madre y el padre, envueltos y acariciados por el agua. Actualmente, muchas parejas se plantean cómo introducir a su hijo o hija en el medio acuático. Saben o han escuchado que el hecho de que la gestación del recién nacido se dé dentro de líquido favorece una respuesta positiva y una buena predisposición del bebé hacia el agua. Si partimos de la observación de la vida intrauterina, veremos que el feto no es que flote sino que lo que hace es estar completamente inmerso dentro de una burbuja llena de líquido amniótico en estado de ingravidez. Es fácil imaginárnoslo como un astronauta dentro de su nave y todavía más fácil entender por qué el agua se presenta como un regalo para nuestros recién nacidos.



FORMATOS DISPONIBLES
En abierto